Ventajas del Arbitraje Notarial

Podemos confirmar sin duda alguna que el Arbitraje Notarial es el mejor medio de resolución de conflictos en el sector inmobiliario. El arbitraje es una vía alternativa que ofrece al ciudadano una justicia mucho más accesible. 

Es indudable que la efectividad del arbitraje depende de la entidad que lo administra. El Arbitraje Notarial necesita una institución que complete todo el proceso con la máxima seguridad jurídica, ofreciéndole al ciudadano la tranquilidad y confianza que éste demanda.

Además de ser el mejor medio de resolución de conflictos, el Arbitraje Notarial es también una solución global. Esto se debe a que actúa con carácter preventivo, ya que si alguna de las partes no cumple con su parte del contrato, será complicado que firmen el Convenio Arbitral de Arbitraje Notarial. Con la firma de este convenio, ambas partes tienen asesoramiento jurídico durante el tiempo que dure el contrato, para intentar evitar que surjan conflictos.

Se suele asociar la mediación al arbitraje, pero ésta es sólo una fase más. Con el arbitraje, en caso de que no haya acuerdo entre las partes y se complete el proceso, dispondremos de un laudo arbitral (título ejecutivo equivalente a una sentencia firme) que permite ejecutar obligando a la parte condenada a su cumplimiento. El Arbitraje Notarial nos permite completar todo el proceso.

Gracias al arbitraje, los propietarios podrán afrontar el alquiler de las viviendas y locales con tranquilidad y confianza. Si se producen impagos, podrán cobrar lo acordado y agilizar el desahucio del inquilino.

  • Si eres comprador

El comprador podrá recuperar el dinero entregado como reserva. Además podrá exigir lo que legítimamente le corresponde, que es el doble de lo entregado en concepto de arras penitenciales. Todo de una forma rápida y económica, en caso de que surja algún problema.

  • Si eres vendedor

Pero si, por el contrario, es el comprador el que se arrepiente, el vendedor podrá quedarse con las cantidades entregadas y volver a vender su vivienda con total libertad. Además, todo ello se resolvería en cuestión de días.

El hecho de que el árbitro que resuelva un conflicto sea, generalmente, un notario, dota de gran seguridad y fiabilidad a cualquier operación inmobiliaria.

 

Nuestro compromiso con los clientes es darles el mayor nivel de seguridad a la hora de la compraventa de una vivienda. Por ello estamos acogidos al Arbitraje Notarial, aportando las mayores garantías existentes en las operaciones inmobiliarias. Puede solicitar más información en nuestra página web SolHogar o llamando al 955 989 160 o al 609 391 960.

¡La suerte……hay que buscarla!

 

× ¿Necesitas ayuda?